30/1/14

No siempre los acontecidos tienen cara de sufrimiento

Me encontré hoy con la palabra "acontecidos", una de esas palabras un poco escondidas en nuestro uso. 
Tenía la cara acontecida, como triste, ojerosa y melancólica. 
Un acontecido es a quien le acontecen sucesos, cosas, situaciones. Acontecer es suceder. No siempre sufrir. Pero como estamos acostumbrados a que cuando nos suceden cosas, muchas de ellas son negativas, cuando decimos que está acontecido pensamos en que está triste. De hecho una persona con cara acontecida es una persona afligida según el RAE.
En los últimos años casi todos ponemos cara de afligidos, de acontecidos aunque no tengamos motivo. Debe ser para disfrazarnos de sociedad actual. Pero ser pesimistas es negativo y no ayuda a salir de esta. Para vencer hay que estar convencido de que serás capaz, y para la capacidad se necesita autoestima.

29/1/14

Hablar en exceso, rápido y cambiando de asunto. Mezcla explosiva

Hay personas que hablan en exceso, que no paran, que no necesitan escuchar. No son unas personas aburridas pero el exceso las mata. Deberían aprender a respirar, a dosificar sus mensajes, que aunque a veces interesantes, agobian y atontan sin poder ser absorbidos por los interlocutores que asistimos abandonados ante el intento de meter baza. A lo sumo los que escuchamos a estas personas podemos solicitar ampliación sobre algún asunto y aquí regalamos los oídos al insistente. De esta forma lograremos pararle algo, consiguiendo que agote sus posibilidades de expresión, pues se le acaban las razones. Su rapidez al hablar y su capacidad para cambiar de asunto a la misma velocidad, puede atontar. Si encima es una persona aburrida en sus temas, lo mejor es huir corriendo.

28/1/14

Vivimos entre nosotros. No podemos elegir otros compañeros de vida

La vida de las personas es la salsa donde flotamos todos nosotros como trozos de carne cocida y sabrosa. Sin el sabor que nos dan los que nos rodean como tropezones de nuestro plato vital, estar en esto resultaría soso y aburrido. ¡Joder qué cursi!

Pero curiosamente solo podemos saborear las vidas de los que nos han tocado como acompañantes de nuestro plato de vida. No podemos disfrutar de la compañía de una familia pobre de la India, de unos judíos de la Zaragoza medieval que pudieran ejercer de limpiadores de la Sinagoga Mayor, ni de la amistad de un rico heredero de los sioux americanos que fuera feo y miedicas. Igual nos parecen interesantes ahora, pero podrían ser unos plastas insuperables en sus ambientes. 

Hoy he conocido de pasada a Manuel, un cliente de mi dentista que de tanto explicar con lujo sus dolores les resulta impertinente hasta no creerle a los doctos del taladro diminuto. Parecería una mala compañía de vida, pero sirve para comparar y aprender. Lo escaso puede ser más útil que la sobredimensión.

27/1/14

Los churros de las 11 casi cotizan en Bolsa

He salido a buscar churros como todos los días y cada vez me resulta más complicado encontrar a las 10 de la mañana en mi barrio y eso que bajo cada mes antes para ver si no se me escapan. Se acaban muy pronto luego o los vender baratos o hacen pocos o es que somos cada vez más ricos. ¿Pero no estabais en crisis? Si, pero para churros parece que no. El churro es solo harina y agua, un poco de sal y aceite para freír, pero cosas de la magia, unos churros son maravillosos, otros unos ladrillos y otros plástico. La mano del churrero se nota mucho. 

Con los años uno va cogiendo vicios hasta que te los detecta el médico y te los prohibe. Espero que mi amiga médico no me lea nunca. Pero con la edad vas necesitando esos vicios para sentirte vivo. 

Los churros con el café de las 11. Los gin tonic de los viernes. El bourbon de los sábados y El País de todos los días. Poca cosa pero seleccionada. Y el jamón cuando se pueda, mejor cortado a cuchillo. Hay que ir buscando vicios nuevos según te prohiben los de siempre. Es una manera de engañarte para seguir vivo. 

¡Solo está derrotado quien deja de soñar!

¡Sólo está derrotado quien deja de soñar!
No te dejes derrotar por las circunstancias que siempre son temporales. Son duras, muy duras, pero temporales en tu vida. Todo viene y todo se va. Soporta el empuje negativo, revierte las malas sombras y siguen soñando. Serás capaz de salir de tus problemas y no lograrán derrotarte, si estás convencido de tu propia fuerza.

23/1/14

La personalidad de cada ciudad tiene espíritu propio

Las ciudades están llenas de calles. ¿Se había dado cuenta de ello? Pues cada una de ellas es una vida, pero todas ellas más que las vidas de sus habitantes actuales. Son las contenedoras de la historia de todos sus fieles visitantes, de los que están o de los que se fueron, de los que visitan o de los que pisan y se van.
El espíritu de la ciudad supera a la suma de sus calles más sus personas. Es algo propio de cada ciudad. El espíritu de cada una de ellas es totalmente distinto al de otra ciudad aunque sea vecina; a poco que observemos sus calles, donde se esconde y cobija, encontraremos las personalidad de cada ciudad. Solo debemos descubrirla.

22/1/14

La generosidad del escritor es copiada de Antonio Muñoz Molina

Cuando leo a Antonio Muñoz Molina en su blog aprendo de la generosidad que supone escribir solo para que te lean, sin ningún ánimo mayor que lograr la comunicación. Él cuenta, nos habla de su vida, sabiendo que lo leerán solo recibiendo a cambio algunos comentarios y la seguridad de que escribe para alguien. 
Tanto como eso le hace feliz. No busca más. 
Escribir es un ejercicio en solitario, gratificante y vicioso que atrapa a quien osa intentarlo. Cada vez hay más escritores y menos lectores, debe ser que al dejar de fumar se cambia un vicio por otro. 
En realidad he empezado esta entrada con una equivocación mentirosa. No escribimos por generosidad sino por egoísmo. Todos queremos que nos lean.

21/1/14

La soledad es la libertad elegida para estar acompañado de uno mismo

La soledad es también libertad. Se puede estar solo por propia decisión y ser un placer más. Estar solo no es estar SIEMPRE solo, sino elegir la soledad como un elemento más de la compañía vital. A veces solo se está muy acompañado, y cuando se recupera la compañía real es por propia libertad e iniciativa, pues se sabe con la autoestima suficiente de ser capaz para estar solo.
Dicen que mejor solo que mal acompañado. Yo diría que mejor acompañado de uno, que solo y rodeado de muchas esculturas egoístas.

20/1/14

Hay tantas ciudades como personas, aunque sea siempre la misma

Las ciudades tienen horarios para todos y van cambiando de color según las usamos. Si cambiamos de horario las ciudades se nos muestras de colores diferentes, como si fueran otras, desconocidas para nosotros pues se han preparado para los horarios de los otros.
Hay tantas ciudades como personas, aunque sea siempre la misma.

Los deprimidos no existen. Son sobreprimidos. A veces simples exprimidos

Esa nube sedosa, esa niebla gris que se pone entre los ojos y el cerebro, algunos la llaman depresión, pero yo creo que es sobrepresión. La intentamos curar con polvos pero a veces el tratamiento requeriría lo imposible. Cambiar de vida. 

Hoy he estado con un sobrepresionado. Efectivamente le han diagnosticado depresión pero nadie se lo cree. Es que encima el deprimido parece a los ojos de muchos un enfermo jeta, un vago moderno, un tipo mal entendido por él mismo, un rebotado que no quiere aceptar las normas. Pero lo cierto es que representa un simple enfermo social. Si encima eres inteligente lo notas.

Un exceso de humedades oxida el mejor hierro si no está tratado para aguantar las sobrepresiones del agua. Pero si nos hemos pasado apretando tuercas de los sesos creen que nos hemos convertido en una vagos modernos. Así es imposible curarlos, curarnos. Por cierto, que no nos mientan, la sobrepresión no se cura nunca, deja huellas que te nublan la vista a poco que haga lluvia interna. Lo que se logra es aguantar el chaparrón y disimular mucho mejor. Que no es poco.

19/1/14

A veces en los barrios se esconden maravillas sin estrellas, solo con brillos en los ojos

Parece sencillo pero presentar unos chipirones en su punto es harto complejo. No deben estar crudos pero en unos segundos se van convirtiendo en duros, pierden jugosidad y se vuelven bobos. El chipirón debe estar bien limpio pero es complicado mantener o realzar su escaso sabor. Presentarlo bien es más sencillo. 

Vengo de un pequeño bar de barrio en donde antes de los chipirones hemos tomado unos lomos de bonito en escabeche con cebolla dulce, pimientos del piquillo a tiras pasados por sartén con un ligero aroma a ajo y por encima y antes del suave vinagre dulce unos gruesos boquerones en vinagre sin pasar.

Para terminar unos guardia civiles picantes y una oreja muy cocida y con perejil y ajo pero con un truco que no he podido adivinar para darle una ligera sensación de confitura pero sin pasar por aceite muy caliente. No me lo han contando, escondida la cocinera detrás de una sonrisa.

A veces en los barrios se esconden maravillas sin estrellas, solo con brillos en los ojos.

17/1/14

España es una caja de cerillas. Tonto el que sople aire caliente

Gamonal es la cerilla encendida en esta semana. 
Pero estamos rodeado de fósforos dispuestos a bullir pues ya están muy calientes. 
¡Tonto el que los encienda!

Viñeta de "Malagón"

Por fin he encontrado una mujer que me acaricie la cara por detrás

Hacía muchos años que una dulce mujer no me acariciaba la cara desde atrás. Pero era la dentista. Cada día son más cómodos los sillones de los dentistas pero con las prisas y los nervios no te dejan disfrutarlos como ellos se merecen. Amplios, planos, sedosos y blandos, ajustables a la espalda. Pero solo te acuerdas de levantarte rápido. Una pena, para lo que pagas por poderte tumbar en ellos.

La sociedad odia a muchos políticos y alaba a unos pocos. Me he perdido y no sé donde

Dicen que la sociedad odia a los políticos y es mentira. Que ya no creen en nosotros, dicen que hay una desafección brutal y es mentira. No lo vemos o no queremos mirar, pero hoy en Zaragoza me he dado de bruces con la realidad inentendible por mi. Yo soy el equivocado.

A la tarde ya oscura paseaba junto a un Centro Comercial cuando un buen montón de personas se amontonaba junto a una vallas metálicas junto a unos guardias de seguridad. Algo debía haber sucedido. Unas 80 personas esperaban algo, sujetas a las vallas.

Dentro del Centro Comercial de logo verde el revuelo era amplio e incluso sonado por las muchas personas que llenaban la planta. ¿Quien firma libros? Pues si. Un político.

Miguel Ángel Revilla intentaba sacar la cabeza entre tantas personas, lo conseguía aupándose todo colorado y casi angustiado aunque le gustaran los atascos, con la cara fingida de alegría pues le atosigaban hasta casi preocupar.

Jope con la política, he pensado, a mi solo me saludan en mi barrio y para preguntarme por lo suyo. Debo hacer un cursillo de anchoas, salir más en la tele o ser mucho más bajito. Si no, es imposible triunfar.

¿Edad, tipo de personas haciendo fila?, pues de todo oye, incluso he reconocido a un militante del PAR y a un joven que siempre va con la bandera republicana. En algo me he perdido. 

16/1/14

Nos pueden engañar incluso con los precios caros

Somos unos benditos con lo que nos ofrece la sociedad que nos rodea y pocas veces analizamos con calma todo. Damos por hecho todo dejándonos manipular con facilidad. Si vemos unos zapatos de 500 euros ya suponemos con toda seguridad que son de piel, realizados en España o Italia, de diseño y originales, de gran calidad y sobre todo muy cómodos.

Pueden parecer unos zapatos raídos, incluso usados, pero ni nos lo planteamos pues solo vemos el precio y la tienda, el envoltorio. Son caros y eso ya supone dejar de pensar en algunas otras posibilidades. Incluso el zapato de 510 euros da la sensación de estar descosido, pero no, pensamos que seguro que es por su diseño. Para eso es caro. Sin duda son unos botines que valen lo que piden por ellos, pero sin duda también al ver el precio ya suponemos que son excelentes.

¿Qué precio te estás poniendo tú ante tu propia vida? ¿qué precio quieres poner a tu trabajo? ¿te valoras lo que vales o intentas pedir menos precio pensando que así serás más valorado.

La imagen no tiene manipulación, está sacada de un escaparate de Barcelona, de enero del año 2014.

15/1/14

Nadie es responsable pues ya no creemos en nadie

Tras una tarde densa de reunión, que te reciba en casa un buen tomate rojo con sabor, regado agradablemente con aceite de oliva, es un gran regalo de tu querida esposa. Si además te ponen un buen blanco del Somontano llegas a creer que te aman. No logras olvidar lo acontecido, lo absorbido en la reunión, pero lo distribuyes para mañana. Seguro que con el reposo tranquilo de las horas todo tendrá otra forma de entenderse, de importarlo pero no desde el traer sino desde el valorar.

Las interactuaciones con todo son importantes, pero son difíciles de valorar y de realizar para que valgan. Son malos tiempos para que alguien crea en alguien. La desafección se contagia en todo. Estamos prefiriendo entender que las cosas suceden por casualidad que pensar que alguno es el responsable de lo bueno y de lo malo. No queremos que nadie sea el responsable, pues ya no creemos en nadie.

En memoria de Juan Gelman, un poeta menos

Límites

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí la sed,
hasta aquí el agua?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el aire,
hasta aquí el fuego?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el amor,
hasta aquí el odio?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el hombre,
hasta aquí no?

Sólo la esperanza tiene las rodillas nítidas.
Sangran.

14/1/14

El Estado del Peorestar en vez del Estado del Igualestar

Creo que la técnica nos puede, pero curiosamente no somos capaces de imaginar qué técnicas sustituirán a las actuales como nuestros abuelos nunca fueron capaces de imaginar internet cuando eran niños. Aunque ahora al menos sabemos que existirán cosas que hoy no somos capaces de imaginar. E incluso puede que mejores. Y que nos las perderemos.

Digo que la técnica nos puede por que nos estamos acostumbrando a dejarnos poder, a caer en sus redes, a necesitarla para mantener el ritmo. Hace pocos años soñábamos con mantener el Estado del Bienestar. Hoy sabemos que eso es imposible, así que nos queremos conformar con mantener el Estado del Igualestar. No queremos cambios, modificaciones como antes, pues tememos que las reformas sean retrocesos. Así las técnicas son la única bala que nos engañe de que avanzamos.

Nuestros padres -o nosotros mismos si tenemos la edad de la presbicia- aspiraban al Estado del Mejorestar. Ahora sabemos que terminaremos con el Estado de Peorestar. Y las técnicas no nos van a ayudar en nada a entender los motivos perdidos, las calidades de vida escapadas. ¿Tendremos goteras en algún cable USB?

13/1/14

Cada día amo más el paquete de café de la alacena

Morirse es irse. ¡Qué tontada, qué simplismo!, pero es cierto. Nos vamos y punto final. Viajamos para dejar de estar. Yo tengo una tía carnal de 91 años que un día empezó a irse poco a poco y ya lleva seis de viaje. No sé en qué día se murió, ella cree que sigue viva, pero en pocas semanas dejó de estar para sin trasladarse a otro lugar, morirse sin darnos cuenta nadie.

Dejó de leer el periódico diario, ya no entendía de política, se olvidó de las personas que conocía y empezó a perder el gusto por el café de media mañana. Ella cree que sigue viva, ya lo he dicho, pero nosotros sabemos que murió hace unos años aunque no se lo queremos decir. Además no nos querría entender. Así que estoy seguro, se me quedarán muchas cosas sin hacer aunque pretenda lo contrario pues nunca entendemos de fechas. Y además cada día admiro más el café de media mañana pues no sé cuantos paquetes me quedan en la alacena. 

12/1/14

Si estás pachucho haz como yo. Cuéntalo que así te cuidan más y mejor

La garganta de trapo me trae un pecho oxidado que al toser aparenta partirse. Escucho mis gruñidos internos que debes ser los que busca mi doctora con esa lupa de sonidos que le cuelga y les digo que suenen bajito que me asustan. He aumentado la química en mi alimentación y ya hoy he tomado más pastillas que pan del bueno, incluido el que he empleado para untar en el pollo con salsa indeterminada.

Estar así solo se compensa si te dicen que lo peor ya ha pasado, pero en mi casa son muy sinceros y casi siempre escucho: "mañana será el día peor". ¿Peor? Bueno, opto por no preguntar sobre el pasado mañana, por si acaso me responden.

No tengo fiebre y eso es negativo pues así lo que sucede es que me llaman quejicas. Si tuviera 38 me estarían mimando. Con 39 se pone la familia preocupada y tampoco es eso. Intento no hablar y saco las ventajas de esto. Así no entro en peleas banales. No puedo, les digo. Y me señalo la garganta. Cuela.

Las divisiones cerebrales funcionan si tendemos puentes

En nuestra complejidad mental vamos edificando nuestra particular forma de ser. Todos tenemos dos vidas dentro de nuestro cerebro aunque no lo parezca desde fuera. La vida profesional y la vida familiar. La vida laboral y de trabajo del tipo que sea y la vida de placer, gozo u ocio. Pero ni la división está perfectamente delimitada ni en cada persona ocupa el mismo espacio cada una de las dos divisiones. Todos somos perfectamente diferentes.

Pero lo importante es que tengamos siempre suficientes puntos de unión, de puentes entra ambas formas de entender y vivir la propia vida. Puentes que nos faciliten el paso de un estado mental al otro con facilidad. Puentes para poder cambiarnos de posición sin dolor ni traumas. Los vamos a tener que utilizar varias veces cada día y si no los tenemos bien colocados en nuestro cerebro, nos fallará alguna de nuestras maneras de comportamiento social.

Lo malo no es que nuestro cerebro solo esté (casi) ocupado en su totalidad por una de las dos formas de entender la vida. Lo malo es que no tengamos suficientes puentes para ir cambiando de lugar, pues todos necesitamos tener ambas posiciones, a ser posible bien repartidas ocupando un parecido espacio mental.

11/1/14

Los sonidos de la Catedral del Mar son enormes silencios

La Catedral del Mar de Barcelona no se puede explicar ni en 800 páginas. Es un lujo solo al alcance de los que van hasta ella y entran a escucharla. A escuchar su silencio, se entiende, el sonido de las piedras quietas. Su iluminación es ejemplar. Muy justa, selecta, elegida. Es una iluminación negra, oscura, escasa. Es penetrar en los siglos y obligarte a pensar.

10/1/14

Soy analfabeto y además sé el valor de poder leer. Pero ya no tengo tiempo

Hoy he tenido en mis manos un número de la revista "The New Yorker" que es una de esas cosas que uno desea tener siempre entre los dedos pues sabe lo que representa y lo que hay que respetar por edad. 

Entré en una biblioteca pública de las Ramblas como lo podía haber hecho en Zaragoza, Córdoba o Valladolid pues siempre que encuentro una abierta entro para comparar. Y los ojos se me fueron detrás. No es lo mismo tener un pdf que tener el papel. No olía a NY pero me creí que había viajado hasta llegar a mis manos con el celofán del retráctil y poder mantener su olor a tinta.

Anuncios, artículos variados, humor en inglés, más anuncios, fotografías bien elegidas..., ¿y los artículos literarios? Al final. Ocupando suficientes páginas; relatos cortos relatando, cuentos contando, párrafos conteniendo nuevos escritores para los europeos no muy duchos.

Yo no leo inglés y ya no seré capaz de hacerlo. Por eso estoy dolido, por eso doy más valor al icono pues para mi es un imposible. Entiendo cosas sueltas, textos fáciles, pero no literatura y eso me convierte en analfabeto. Veo letras, garabatos, puntos y comas. No veo aunque mire. Y eso jode. Sé el valor que tiene la lectura y sé lo que me estoy perdiendo. Duro de admitir.

La formación siempre es elitista. Súbete a la educación y ascenderás

En el comedor hotelino del desayuno buffet nos hemos juntado con 20 niños de unos 12 años, estudiantes de un país pobre y lejano. Iban con 4 profesores jóvenes y una institutriz cincuentona que era quien los dirigía en el salón. 

La formación es siempre elitista. Por eso es fundamental que pueda alcancar al mayor número de capas sociales. En España también se quedan fuera grupos que aunque disimulados no pueden acceder a la misma formación aunque si lo hagan a los mismos colegios. Pero olvidémonos ahora de España.

 El caso es que dentro de 20 años, en este país lejano volverán a mandar los mismos grupos sociales pues son los que ya de niños se forman bien y en calidad. Conocen, amplían, viajan, intercambian, comparan. El resto de niños, la inmensa mayoría, nunca podrán saber lo mismo y por ello nunca se podrán defender igual. Nunca sabrán comparar.

La formación es sobre todo libertad, es acceso a la felicidad y a la riqueza, es la entrada al cambio. Por esto los que ya están asentados no quieren que haya formación por igual para todos, pues ellos no necesitan el cambio.

El comercio es la significación de creer en lo que se intenta vender

Paseando por esta Barcelona tan múltiple uno se encuentra tiendas de todo, algo que en la mayoría de las ciudades ya no hay. El comercio es la significación de creer. Uno solo puede ser capaz de vender aquellos sobre lo que cree. Y en Barcelona veo a muchos creyentes de productos que en muchas otras ciudades ya no hacen creer. 

Me interesa la cultura. No para consumirla pues no daría abasto, sino para verla consumir que es otro tipo de gozo. Y en Barcelona venden cultura raída, vieja, usada, de segunda mano. Pero la venden como nueva. Y sobre todo la ofrecen como muy válida. La cultura no tiene edad, incluso yo mismo leo a los griegos viejos y me siguen sorprendiendo. Que un libro esté sobado le entrega vida pues antes procuró enganchar a alguien que hoy no sabemos si sigue vivo o cambió de espiritualidad. Si le quitamos el polvo a un poema con un siglo, lo podemos entender como si estuviéramos leyéndolo en una pantalla, pues lo que motiva no son siquiera las palabras sino lo que reflejan dentro de nosotros. Todo el resto son herramientas.

9/1/14

Ponte a trabajar para ti. Es la única manera de ser egoísta sin parecerlo

Parece una osadía asquerosa, pero hay que insistir. Ponte a trabajar.
Trabajar no siempre es cobrar; también es formarse, crear, ayudar, leer, buscar futuro, crecer, innovar desde la peopia vida. No podemos quedarnos quieros esperando el maná pues nunca cae del cielo. En cambio a veces nos espera tras una esquina, en un despacho, entre las páginas de un libro, en una reunión junto a un café, tras un abrazo de amistad o de amor.

8/1/14

Crecen los supermercados de productos ecológicos ¿es normal en estos tiempos?

Hoy he visitado un gran y nuevo supermercado de comida ecológica y similares. Una gran superficie en donde había de todo pero de marcas poco conocidas para los neófitos en este tipo de alimentación y a unos precios claramente superiores al que consideramos normal. 

Un bote de garbanzos solo cocidos costaba casi tres euros y tenía el caldo de la cocción un color que los harían no vendibles en el resto de supermercados al uso. Los cereales o legumbres en crudo estaban sobre unas tres veces (o incluso algo más) de lo que costaban en la misma ciudad, cerca del mercado del Born, en un almacén de producto seco muy conocido.

Efectivamente estamos hablando de productos ecológicos, cultivados naturalmente y sin productos químicos, o al menos eso aseguran en los envoltorios. Pero la diferencia de precio me ha parecido excesiva para que este tipo de productos puedan entrar en hogares normales. ¿Estamos seguros de que este es el camino correcto para controlar mejor y más la alimentación habitual? Más al observar que gran parte de los clientes eran jóvenes.

El gran consejo para alcanzar el éxito profesional o personal

La gran diferencia entre los que consiguen el éxito y los que no, es que los primeros están convencidos de lograrlo y lo van a buscar con todas sus fuerzas.

7/1/14

Somos lo que es nuestra formación, nuestro conocimiento

Somos animales que solo crecemos en la misma medida en que crece nuestro conocimiento, nuestra formación, educación, excelencia. Pero somos tan imbéciles como para no darnos cuenta de ello.

Ahora que hay muy poco trabajo, solo lo logran los que tienen más formación, los que se están educando cada día, los que creen en la formación contínua y en la sabiduría. Los mejores.

Pero ser el mejor no depende de nacer el mejor, depende de querer serlo y prepararse. Cada vez que nos reatar formación o educación nos convierten en más ponres, en personas con menos posibilidades laborales, en menos felices. Pero desgraciadamente no la mayoría lo entiende así.

La ventaja de que los imbéciles no se den cuenta de la importancia de la formación, es que los que la abrazan lo tienen más fácil pues hay menos competencia y es más sencillo triunfar.

Mucha más educación pero con menos embudos

Nos educan por un embudo y tan malo es que nos eduquen como si fuéramos botellas vacías que hay que llenar con el mismo ingrediente a todos, como que nos metan las religiones o cualquier otra materia sin posibilidad de ser “diferente” a lo establecido. 

Los niños están abiertos a aprender, pero no a ser adoctrinados con la calma, las enseñanzas regladas repetitivas y de memoria, con la grisura de un “todos igual”.

La imaginación de cada niño no debe matarse a golpe de embudo pues los embudos son controlados por el demonio que adora controlar toda la sociedad.

Hay excelentes profesores que saben conservar en cada niño la frescura de su creatividad, que los miman como futuros creadores de soluciones, de ideas, de proyectos, de reflexiones, de revoluciones. Esos son los maestros que deben prevalecer al mando de una labor importantísima para toda sociedad.

6/1/14

Que toque la postura en la Lotería es una tortura de ilusión interrumpida. Como un coito mal hecho

Lo malo de que te toque la postura en la Lotería es que tienes que volver a sacar y debes volver a poner la ilusión en juego. Y eso cansa brutalmente para nada. Es una forma de pillarte absurdamente en el juego, pero esta vez se van a joder. Voy a sacar otra vez lo mismo, pero en números que no toquen, para no insistir otra semana más y otra semana más.

¿Para qué se utiliza el miedo? ¿Quieres tener miedo?

El miedo se utiliza para controlarte, para dominar tus pensamientos y acciones, para tenerte pillado y en poder del que produce el miedo. El miedo es un arma de guerra, una tortura psicológica, una forma de dominar para tener más poder.
¿Quieres tener miedo? ¿te vas a dejar dominar por el miedo provocado por otros?

5/1/14

No me gustar los partidos políticos, pero soy de uno y resultan insustituibles

Pertenezco a un partido pero no me gustan los partidos. Son pocos y forman o defiendes solo "su" parte. Es decir, resulta imposible que en un partido de los pocos que hay, se contengan solo personas que piensen perfectamente igual, pues cada uno pensamos de diferente manera. Podemos estar de acuerdo en diez cosas de cien, en sesenta de cien, pero no del resto. Si en un territorio hay seis partidos políticos es imposible pensar siquiera que solo existen seis formas distintas de pensar en sociedad.

Y lo que es más complicado de asumir; quien piensa igual en 75 cosas de 100, las otras 25 las tiene repartidas por distintos "otros" partidos.

Mal invento para la fidelidad partidista y partidaria. Pero pertenezco a uno por que de momento no hay mejor manera de trabajar por la sociedad desde la levedad del individuo. Y por eso creo además en las sinergias, en los trabajos conjuntos, en los apoyos, pues solo así, entre la mezcla, se respeta más la divergencia. Pero mezclar no es fusionar, envolver hasta ahogar. Es sobre todo trabajar por esa parcela común y olvidarse de las divergencias. Es pensar en lo que nos une y dejar para otro momento lo que nos separa. Vamos, algo tan elemental como trabajar en equipo.

Entre chipirones y guardia civiles picantes hablamos de la mili

Hoy hemos cenado con amigos en el bar del barrio, esa tendencia que se va perdiendo de tener un bar de cabecera como quien tiene un médico o un zapatero remendón. Un bar de cabecera es ese lugar al que te llama la esposa cuando la hora de cenar se pasó de largo y sabe que estás de cháchara con la caña y los amigos. Un bar de confianza es donde vas a cenar platos mejor o peor preparados, pero siempre recién hechos y a tu gusto. 

Hoy teníamos ensalada y tortilla de patata sin cebolla pues para eso a una amiga no le gusta ver la cebolla ni en pintura. Y cabezas de cordero asadas y con patatas que es un plato raro pero de lujo pobre. Y unos chipirones a la plancha que no los mejora ni Arzak o unos guardia civiles picantes con un vinagre justo.

Entre caña y vino a granel, entre clientes que te dicen que aproveche y otros que miran y huelen gratis hemos pasado la tarde noche hablando de fríos o de cuando éramos jóvenes. Hace tanto de eso que ya hasta se nos va olvidando si quien se fue a la legión fue el hermano mayor o el taxista, aunque da igual inventarse el final y el intermedio. El caso es recordarlo para que no se olvide más.

4/1/14

Tenemos pocas palabras para retener la atención del lector

Es muy complejo retener la atención de los posibles lectores. El tiempo es suyo y lo utilizan para lo que quieren. O somos rápidos creando espectativas o se escapan.

Este edificio de Vitoria es un simple ejemplo de muestra que nos díria al contemplarlo desde aquí que merece unos segundos cuando menos de contemplación al pasar a su lado. Es diferente y moderno, es curioso y no sabemos qué contiene, es de color diferente a su entorno y sus ventanas llaman la atención. Parece tener todo.

Pero una vez que urbanamente se conoce, ya no se le presta atención exterior. Necesitamos llenarlo de uso, de vida, de contenidos. Conseguir que el viandante entre y se quede, disfrute o sufra.

Un relato son palabras y solo hay pocas líneas —cuando no pocas palabras— para retener al lector. Pasadas estas, aunque se esconda la maravilla, ya nadie continúa leyendo.

Anuncio sin palabras pero muy efectivo de Chupa Chúps

A veces es éxito de un buen anuncio es muy simple. Un destello, una genial idea, una osadía. Este cartel de Chupa Chúps anunciaba el nuevo producto "sin azúcar" y le valió una simple imagen del producor en el suelo en el que las hormigas lo rodeaban sin probarlo, pues ellas ya reconocían que no tenía azúcar. Simple pero eficaz pues sin palabras decía todo.

3/1/14

Historia de España de Pierre Vilar. Todavía hay que hacer filas paracomprarlo

Hoy era imposible moverse por las calles comerciales, todas estaban llenas de personas con dinero. Curiosamente seguimos en crisis así que nos queda mucho camino por recorrer hasta que los miedos se apoderen de nosotros.

Intentaba comprar un libro editado en 1947 y he tenido que hacer fila para pagar. Había tenido más de 65 años para comprarlo, pero he tenido que caer hoy en el vicio de regalarlo. Somos así de indecisos.
La Historia de España de Pierre Vilar fue un libro prohibido en el franquismo lo que le entrega un símbolo añadido de veracidad. O vete a saber. De cualquier forma es un buen libro para complementar, como poco.

La música, toda, se apodera de los que escuchan en directo

Tras pasar la tarde en un extraordinario Concierto de Año Nuevo de mi barrio (con casi 80.000 vecinos) debo reconocer que la música se apodera de los interiores y eso es peligroso pues por la música se pueden hacer amigos sin tiento.

Tres rusos y tres aragoneses nos han hecho pasar una tarde de vicio, de placer, de amistad, de religiosa comunión con el arte musical con mayúsculas. No es necesaria una orquesta de 200 integrantes pues la música te llena con muchos menos si se realiza con sentimiento y maestría. La cercanía al sonido hace el resto.

2/1/14

Mejoremos la comunicación pensando más

Debemos pensar más aunque por ello nos critiquen y nos consideren perdedores de tiempo, seres que no concretamos, gestores solo de la teoría. Si actuamos solo con los impulsos, aunque seamos buenos por ello, no lograremos avanzar pues cada momento necesita adaptaciones, cambios que tengan en cuenta los momentos distintos.

Hay que hablar menos pero hablar mejor. Hay que comunicar más pero no en cantidad sino en calidad. Hay que pensar mejor y más rápido pues la vida nos lo exige, pero nunca dar por hecho que con haber realizado algo ya servirá hacerlo siempre igual.

1/1/14

Está permitido soñar despierto, que para eso tenemos un año entero por delante

Vamos a empezar el Año Nuevo soñando, nada mejor. Y no me refiero a levantarse tarde de la cama sino a soñar despierto, organizado y consciente. Vamos a soñar con buenos propósitos. 

¿Qué tal un viaje a NY? Sí, a esa ciudad que llaman Nueva York y que tanto atrae con todas sus complejidades buenas y malas. ¿Para qué queremos un año entero si no es para gastarlo a nuestro gusto?

Yo iría a NY simplemente por ver sus calles, no sus tiendas, sus calles y sus mobiliairos urbanos, sus asfaltos, sus gentes pululando, sus luces y sus carteles. No necesitaría entrar a ningún local, si acaso a tiendas de barrio o a garitos de licor. Intentaría atreverme para visitar algunos barrios marcados en las películas de negro, aunque fuera a las 12 de la mañana y con la barba de varios días. Y me perdería por su Central Park que debe ser como el Parque José Antonio Labordeta pero en adulto. Y visitaría su Apple Store, eso si, allí caería como un bellaco.