29/4/15

Vuelven los colores religiosos pero sin dios

Es tiempo de colores, vuelven los colores religiosos pero sin dios, como las compañías telefónicas que adoran pillar nuevos fieles.  Los morados, los naranjas, los rojos, los azules, los rosas, los amarillos. ¿Y los cabreados grises qué color tienen, el gris marengo?

17/4/15

Extremadura 29 - y el Hotel Velada de Mérida no estuvo a la altura

Hoy era la última cena en el hotel de Mérida, un cuatro estrellas de las que se le han caído algunas de ellas al suelo cuando menos; y he salido algo decepcionado del servicio, para ser benevolente. El Hotel Velada Hoteles de Mérida no guarda relación con la categoría que proclaman, con independencia de las particularidades de mi estancia.

Hemos estado un grupo de 55 personas durante seis días a media pensión. Con independencia del acuerdo económico al que habrán llegado la agencia de viajes que organiza el viaje con la cadena hotelera, nunca, repito, nunca, un hotel de cuatro estrellas debe cuidar el turismo de esta forma con unos servicios de sala y cocina tan irregulares y extraños. El propio hotel es el que debe colocar el listón donde él considere oportuno en cuanto a precio y servicios y a partir de ese momento asumir la calidad que ofrece.si da un servicio irregular por precio, es su responsabilidad.

Voy a poner solo el ejemplo de la cena de hoy de un hotel de cuatro estrellas, repito también, para 55 turistas adultos. Para primero un plato con los mismos embutidos que ponen para el desayuno. Un filetito de jamón serrano, una rodaja de chorizo, otra de salami algo más grande y uno de jamón cocido que era lo mejor del plato. Para segundo unos trozos de pollo guisado en una salsa de almendras con patatas fritas congeladas. Y de postre y como en otra ocasión en esta semana una bandeja para 12 personas de 12 yogures de sabores marca Danone para que cada uno elija el sabor. El pollo estaba aceptable pero servir en 6 días de cena un total de pollo en tres ocasiones es tal vez excesivo, o que al preguntar ayer por el tipo de pescado se nos respondiera que era primo del bacalao resulta también significativo. Creo que era fletán pero no estoy seguro, sin duda muy alejado del bacalao y más parecido a un lenguado rechoncho. Servicio que me hizo recordar al CIR de Vitoria en el servicio militar donde la comida se entregaba para que nos sirviéramos los soldados.

No voy a comentar los horarios de los desayunos cuando vas en grupo, ni los problemas de los dos ascensores, ni de lo que sucede en los desayunos cuando se juntan dos grupos de turistas a la vez, o de la calidad de ciertos productos. No es necesario insistir. No es tampoco solo una queja al Hotel Velada de Mérida ni a sus trabajadores. Aunque lo parezca. Es una crítica al sistema turístico que permite esta baja formación turística. Ellos pueden decidir seguir dando este servicio y considerarlo normal. Para mi este hotel de cuatro estrellas no es comparable a otros de 3 estrellas de Cambrils, Barcelona, Salamanca, Valencia, Madrid, Vitoria, Bilbao, San Sebastián, León, Sevilla o Córdoba por poner algunos ejemplos de el año 2014, elegidos en mis viajes con los mismos criterios que el Hotel Velada de Mérida. El que más lo siente soy yo. 

Extremadura 28 - apreciaciones en bruto de Extremadura

Hoy el día era Cáceres y podría explicarles las bellezas de la ciudad, de sus numerosos palacios bien conservados o de sus parques muy bien cuidados. Pero eso lo encuentran en muchas páginas de turismo. No me sirve eso. Tras comprar productos extremeños y preparando la maleta para el regreso, debo anotar algunas pinceladas de sensaciones.

Venir a Extremadura en abril o mayo es un excelente momento para disfrutar del verde y de sus flores, de la dehesa y de su temperatura. 

Hay más turismo en Extremadura que en Aragón, y eso que analizarlo con mucha calma pues los servicios turísticos son inferiores a los que ofrece Aragón como norma. Pero la realidad es la que es, sean turistas nacionales o extranjeros. Henos visto grupos de autobuses enteros de China, Japón, Francia, Thailandia o Teruel.

Extremadura tiene muy poca industria. Pero sorprende el nivel de su agricultura y ganadería. La segunda la conocía, la primera sorprende por su extensión, calidad y modernidad.

Hay ciudades ricas y ciudades pobres. No voy a enumerarlas, se notan con facilidad y es curioso comprobar el número de personas que te van parando por las aceras pidiendo ayuda económica. Es diferente a lo que sucede en las grandes ciudades de España.

Como norma son ciudades muy limpias. Repito. Muy limpias. Y la gente es amable con los grupos que muchas veces molestamos más de lo que parece. Su escasa capacidad turística -deben mejorar bastante- la intentan disimular con amabilidad.

Extremadura necesita mucho dinero para mantener sus monumentos y se nota. Como se nota que está muy bien dotada en comunicaciones por carretera, otro  punto del que tenemos que aprender mucho en Aragón.

Los latifundios siguen dominando las tierras, pero ese sector primario de producción, dominado por pocas familias con arreglo a su gran extensión, no facilita la industria transformadora. Pero en cambio si sabe repartir trabajo de una forma bastante eficaz.

La naturaleza en Extremadura es un gran activo y muy bien conservada. Así como la inmensa manera que tienen de guardar el agua en pantanos por toda su geografía lo que les permite soportar bien los excesivos calores del verano en sus plantaciones, casi todas de regadío.

Creo que de Extremadura viven muchas personas que no viven en Extremadura, y eso es un punto negativo para su desarrollo. Como creo que la religión tiene un peso excesivo en sus formas de vida. Pero estos dos apuntes si que no los he podido cotejar con más datos. Es solo una apreciación.

16/4/15

Extremadura 27 - y vinieron los buitres leonados

Hoy nos ha tocado ver el Parque Nacional de Monfragüe que es una demostración más de la diversidad de España y de su gran calidad natural cada vez más cuidado y puesta en valor ecológico como reserva de la humanidad. Ver a los buitres leonados volar sobre nosotros a escasos metros o a la cigüeña negra en sus nidos con telescopios terrestres es un lujo natural que nos muestra el Tajo en lugares que casi siguen estando como hace miles de años. Bien, bueno, ahora vamos en autobuses y no a caballo, pero si te olvidas de los detalles, te das cuenta de lo poca cosa que somos y de lo mucho que hay que trabajar para no romper las cadenas naturales. Muy recomendable, con prismáticos y cámaras de X30. El día está muy gris y las fotos no serán buenas pero con un zoom de X30 sacas a los buitres justo enteros en el frame. Un lujo.

15/4/15

Extremadura 26 - Olivenza es española porque lo quieren sus vecinos

Nos vamos a Olivenza para entrar hasta Portugal a otra ciudad Patrimonio de la Humanidad. Es la conocida Elba que aunque tienen una hora menos estás ya a la misma velocidad que España en crecimiento social. La anterior vez que visité Portugal, hace dos décadas, la diferencia se notaba, ahora ya casi no. Olivenza es el Gibraltar portugués, un pueblo español conquistado a Portugal con el sano intento de llevarle Godoy unas naranjas. La Reina que según dicen las malas lenguas, era su chica de cama. Portugal se quedó sin Olivenza y nosotros nos quedamos con las naranjas en la única localidad española con arquitectura portuguesa. Cosas complicadas de entender pero quien desee saber más que busque: Guerra de las naranjas y así se pondrá al día de estos parajes muy llanos, verdes, llenos de instalaciones militares y que ya los franceses quisieron para sí en tiempos de Napoleón. 

Extremadura 25 - y nos vino la tos de perro y se apoderó de Extremadura

De los peligros incómodos en los viajes organizados está que te llueva o que te ataque el gripazo con toses de abuelete cebolleta a punto de partirse en gajos. Si se juntan los dos asuntos en pueblo lejano, las meninges duelen más de lo habitual. Buscar farmacia no siempre es sencillo si vas con guía en grupos de 55. Si tienes suerte y la encuentras en tus paseos debes entrar raudo y no dudar, dar el precio justo y salir volando antes de que se pierdan de vista los del grupo. Se les puede avisar, pero queda feo para las individualidades, pues te debes al grupo. La tos de fumador de puros continúa aunque solo bebas agua y duermas mucho, pero siempre sirve no acordarse de que todavía puedes estar peor.

14/4/15

Extremadura 24 - Mérida es soñar con el pasado

Las grandes ciudades que tienen la suerte de tener en su subsuelo la vida del pasado saben bien lo mucho que cuesta conservarlas, cuidarlas y sobre todo seguir trabajando la búsqueda para poner en valor el todo. En realidad son ciudades reescritas encima de otras ciudades, y solo destruyendo la nueva es posible conocer toda la vieja. Le sucede a Mérida como a Roma. Siempre nos parece al visitante que se debería hacer mucho más. Las ciudades que tenemos pocos vestigios sabemos que siendo caro es posible conservarlos en muy buenas condiciones. Pero la abundancia, curiosamente, le resta valor de conservación por la imposibilidad de soportar los costes, Mérida una maravilla. Si te la explican bien, un lujo. Actuar en el Teatro de Mérida debajo de 2.000 años de historia que te arropan a la espalda, casi un milagro que seguro, estremece a todos los actores.

Extremadura 23 - la ciudad de los eméritos

Hoy nos toca visitar Emerita Augusta, que ya el nombre llama a la reflexión. Una ciudad romana para los eméritos, los jubilados romanos, los que debían descansar tras mil batallas. Más de 2.000 años nos contemplarán en lo que era una gran ciudad. Pensemos que el anfiteatro tenía una capacidad para 15.000 espectadores. Hoy a los jubilados no les hacemos ciudades, si acaso asilos mejores o peores según los dineros. Pero es que en realidad tampoco es que hayamos avanzado una barbaridad en estos 2.000 años de vida social. Eso si, los cachivaches son ahora muchos más.

13/4/15

Extremadura 22 - Jerez de los Caballeros y Zafra

Hoy nos ha tocado visitar Jerez de los Caballeros y Zafra, que son dos ciudades de menos de 20.000 habitantes y llenas de iglesias, conventos, historia y defensas militares de cuando los Grandes de España mandaban por esto lares. Comparados con Tarazona o Jaca, se quedan turísticamente pobres de casi todo. Pero sigue siendo muy curioso el análisis de sus capacidades modernas de crecimiento económico en el sector primario, agricultura muy bien modernizada y ganadería amplia. Aunque de turismo muy poco tenemos que aprender. ¿Con qué me quedo? Sin duda con la Plaza Grande y la Plaza Chica de Zafra. Una maravilla a la que deberían sacar más beneficio con un trabajo básico entre el que deben incluir el volver a poner mercados en sus soportales y no dejar que entren a aparcar coches en la Plaza Grande. Maravilla que solo se entiende allí mismo, observando la fusión del espacio y su potencial. Pero no todos allí piensas así y al final es suyo el espacio. ¿Quien soy yo para decir qué me parece bien o mal del desarrollo turístico de Zafra?

Extremadura 21 - y en la cena los pellejos estaban en la sopa

Cuando se viaja te encuentras comidas que no soportarían el control más elemental de un inspector de turismo. Hoy en la cena, en un hotel de cuatro estrellas, la crema de verduras tenía pellejos de complicado diagnóstico aunque todos hemos asegurado que parecían vegetales. Era como si los tallos duros de unos espárragos los hubieran triturado con el resto de verduras y sin colar hubieran servido la presunta crema. Yo soy muy fino y como es lógico tras analizarla la he dejado. Pero tras una carne de cerdo pasada de fritura nos han servido el postre que nos ha resultado curioso en la forma de servir, en serio. Yo lo llamaría sistema "Colegio Mayor" o "Servicio Militar". En un plato hondo han servido para cada mesa de seis comensales que te conoces de dos días viajando: una naranja, una mandarina, un plátano, un kiwi, una pera y una manzana. Y que cada uno decida como repartirse la macedonia natural. Nadie nos hemos peleado por elegir una clase de fruta pero algunos tampoco hemos tomado variedad para no abusar de los abueletes que tienen preferencia.

Extremadura 20 - y de postre un mouse de chocolate excelente

Hay días de viaje donde la comida es un simple complemento necesario para no morir y otros un pequeño descubrimiento que da alegría. El primero de la comida de hoy eran unas alubias casi de cuaresma con verduritas muy picadas y dos rodajas de chorizo potente, salvando el conjunto por el pimiento de la Vera que llevaba el caldo de su cocido. Bien. El segundo y estando en Zafra que es tierra cercana a Portugal, parecía obligado que fuera un bacalao con pisto casi excelente pero con receta antigua. Hace unas décadas algunos platos de los de fuego y salsa se dejaban excesivo tiempo a cocer para que el sabor de las viandas se trasladara al acompañamiento. Este era el caso y el sabor del bacalao estaba en el pisto y casi nada en el pescado. Ahora estos platos se tienen con la mezcla final del tomate y el sofrito más el pescado muy poco tiempo al fuego, para que cada elemento tenga y conserve su propio sabor. Pero la sorpresa estaba en el postre. En vaso muy simple podías elegir entre natillas, flan de queso, helado y mouse de chocolate. El mouse de chocolate era un descubrimiento pues con un color muy clarito aunque intuías en su interior el polvo rallado de un chocolate, este resultó algo trufado entre el batido de nata y creo que claras de huevo para terminar con otro golpe de chocolate rallado a modo de decoración simple. De tan sencillo que imaginabas al recibirlo sorprendía encontrarse un sabor muy potente a chocolate trufado que te obligaba a sonreír pues el color no invitaba a sospechar que aquello supiera con fuerza a chocolate. El vino y el postre un aplauso al restaurante El Cazador de Zafra.

Extremadura 19 - y de aperitivo gurumelos

Los aperitivos cuando se viaja es parte de la gracia, pero tienen que ser típicos de la zona y del momento. Hoy hemos tenido suerte y nos hemos tomado un plato de gurumelos. Habíamos pedido cochinillo frito pero el camarero ha sabido convencernos de que era el momento de tomar gurumelos que es un hongo casi seta primaveral que recogen en los campos de encinas por estas zonas de Badajoz. El bar Kapi de Jerez de los Caballeros además de unas excelentes olivas rajadas o cascadas muy bien especiadas nos ha servido un excelente manjar, gurumelos a la plancha con ajo y aceite que sobre todo en los trozos que todavía no habían salido de la tierra como si fueren tubérculos, eran mantequilla pura. Un encuentro con los sabores de la tierra que sin duda te reconfortan con el vicio de viajar.

Extremadura 18 - tierra de castillos y de carbón vegetal

Tras Zafra entramos en tierras ganaderas: vacas, caballos, ovejas y cerdos ibéricos sobre campos planos y verdes, algunas lomas y muchas menos tierras de labor. Resulta curioso el casi nulo número de empresas por estas tierras, alguna cementera que aprovecha las rocas del paisaje pero casi nada más que no sea sector primario. Carreteras aceptables, amplitud de un paisaje inmenso, dehesas infinitas salpicadas de aljibes o charcas para que la libertad de los animales sea la que les confiere esas carnes tan valoradas. Entre los alcornocales jugamos a encontrar cerdos libres para hacernos a la idea de que en sus bellas piernas conservan oro jugoso y muy caro. Pero los puñeteros no se dejan ver. Si vemos a lo lejos el castillo de Burguillos del Cerro desde donde se dominaban todos estos parajes de Badajoz, tierra que addemás exporta carbón vegetal para nuestras barbacoas.

Extremadura 17 - y exportar uvas Padina

Hoy nos vamos a Jerez, pero al de los Caballeros Templarios, no al de los caballos andaluces, no al de la Frontera. Vamos atravesando la Ruta o Vía de la Plata recordando que toda esta tierra ya era un importante granero para los romanos desde donde exportaban a su Roma desde vino a aceite, desde caballos españoles a gladiadores, por esta carretera que ya hicieron doble (Vía B'Lata o camino empedrado en árabe) y que desde la provincia de León iba hasta Sevilla donde embarcaban el oro y la plata de las minas leonesas, los cereales y los soldados para sus guerras. Tierras de Barros, tierras oscuras pero muy fértiles que todavía alimentan a un gran número de españoles de trigo, aceite y vino. Por cierto gran número de las uvas de estas tierras se van a Cataluña sin exprimir donde ellos hacen su cava catalán. Uff. Curiosamente la uva blanca que más se cría por estos lares es la blanca Pardina, que no parece emplearse en el cava o al menos no lo indican las etiquetas.

Extremadura 16 - y si la comparamos con Aragón?

Vamos a realizar unos brochazos bastos sobre lo que acerca o separa a Extremadura y Aragón en su actual realidad económica. En Extremadura hay 16 poblaciones con más de 10.000 habitantes, en un territorio también muy grande pero escaso de habitantes como Aragón. Todas las comparaciones son odiosas, pero es importante analizar algunos varemos para ver si los datos nos abren por sinergias las puertas del futuro similar o no. En Aragón tenemos 13 poblaciones con más de 10.000 habitantes, algo muy parecido si exceptuamos la diferenciación de Zaragoza como gran ciudad, 4,5 veces más grande que Badajoz, la mayor ciudad extremeña. Aragón tiene casi un 15% más de superficie y un 20% más de población que Extremadura. Ambas son inmensas zonas con muy poca población. La gran diferencia está en que mientras Extremadura es bastante homogénea en su territorio, en Aragón la diversidad es tremenda entre muchas de sus comarcas en su extenso pero muy variable territorio. Ambas son fronteras de otros países europeos aunque mucho más fácilmente permeable en el caso extremeño. Ambos territorios también están atravesados por grandes ríos que ayudan a vertebrar la vitalidad económica aunque no sea comparable el rendimiento económico que se le saca al Tajo y Guadiana con el del Ebro. Basta comprobar el tamaño en kilómetros del verde que rodea a los ríos extremeños con la similar realidad en el caso del Ebro. Aragón sale perdiendo por goleada. La situación geográfica de Aragón como territorio parece a priori mejor, pero las tensiones que restan economía por parte de los vecinos más poderosos, son una debilidad de Aragón en comparación con Extremadura. No es lo mismo estar rodeado de las potentes Cataluña, Navarra y País Vasco a estarlo de territorios similares en sus realidades y sobre todo en sus políticas fiscales.

Extremadura 15 - y llegamos al hotel a dormir

En el Hotel Velada Mérida vamos a tener nuestro punto de encuentro, de dormitorio, de medio pensionistas con derecho a televisión. Ayer ni la pusimos para no despertarnos del cansancio que ya acumulábamos. Y solo hemos empezado el viaje, jope. Es un hotel de cuatro estrellas según la puerta, pero la cena de anoche era de dos tirando a pasada de cocción. Nada hay que joda más cuando viajas que sentir que te tratan como en un cuartel de infantería. Huevos pasados de minutos, lenguado de mentira pasado de cocción y unas natillas de café que casi salvaron la cena pues sin duda eran lo mejor. Ahora y casi recuperados de las horas de autobús hemos tenido el primer encontronazo con el hotel. Todos tenía os que bajar a desayunar a la vez, en tropel, haciendo fila en el buffet esperando a que lo abrieran a las 8. Una idiotez supina. El resto de clientes podían entrar desde las 7,30 pero los de la mili no, había que esperar. Y eso supone 55 adultos intentando coger zumo de naranja todos a tropel, 55 medio pensionistas deseando tortilla de patata antes de que vuele. La variedad de las viandas bien, la calidad..., hoy hace buen sol, si.

12/4/15

Extremadura 14 - Aragón también sale perdiendo

A diferencia de lo que pensamos desde Aragón, gran parte de Extremadura es tierra de regadío con una producción muy alta de arroz (la segunda de España detrás de Andalucía y por delante de Valencia), tabaco (la mayor de Europa), espárragos, tomate pera, maíz, vino o frutales. Los grandes trabajos para dominar el agua, conservarla y trasladarla por grandes extensiones ha propiciado que sea excelentes tierras para garbanzos, judías verdes o todo tipo de legumbres, en las decenas de localidades de repoblación que fueron aumentando la población de Extremadura en los años 50. Casi 60 nuevas localidades que lograron convertir tierras de secano en campos de regadío para frutales o arroz. Unido a su ganadería y a la explotación parcial del corcho convierten a Extremadura en granero al que le faltan industrias transformadoras de muchos de los productos que ellos mismos producen. Es posible que sea territorio al que haya que acercarse para aprender y copiar, muy alejado de algunos estereotipos anticuados que algunos teníamos de Extremadura. Como ejemplo el Gobierno de Extremadura ha creado 120 km de autovías en su territorio mientras que el Gobierno de Aragón ha construido..., en fin.

Extremadura 13 - aparentar siempre está muy feo

Medio autobús estamos con la garganta hecha unos zorros, deben ser las fechas, lo que no nos impide hablar como tontos prepotentes. Cuando salimos de casa, si no lo hacemos todos los meses, a veces, nos salimos del cuenco y nos dejamos notar. Lo digo porque nada resulta más absurdo que aparentar en un lugar en donde los que acuden ya vienen aparentados de casa. A los viajes de abueletes debemos venir sin mucha furrufalla, con poco oro del grueso y menos si es nuevo y brillante, mejor con vaqueros que con modelitos de corte y confección y sobre todo con la boca dispuesta a escuchar y las orejas a mirar bien como si fueran antenas.  Si al primer día ya vas diciendo apariencias tontas, los de enfrente a tu mesa se quedan como convencidos de que eres tonto o tonta de baba. Y tampoco es eso. Es el primer día.

Extremadura 12 - comida típica extremeña

La primera comida en tierras extremeñas ha sido de las que se dicen típicas en Guadalupe, aunque servido con poca gracia y pero profesionalidad en sala. El precio era muy bajo y se notaba. El vino es una de las penas, a granel es de esos a los que no se les debe añadir gaseosa para no estropear la Pitusa. Pero al menos estaba fresco. El primer plato era una migas extremeñas que son unas migas con sebo acompañadas de medio pimiento rojo asado y unas carnes de puchero, de adobe. Chorizo regular junto a un poco de lomo y una costilleja de cerdo. El resultado muy aceptable. Para segundo una caldereta de cordero con patatas. El cordero es casi mayor pero muy bien cocido y excelente de sabor y textura aunque no en mucha cantidad. Lo que no estaba bien eran las patatas que simplemente eran fritas y añadidas encima, aunque al menos no eran congeladas. El orégano le entrega un sabor potente junto a algunas otras especies pero sin duda el truco está en machacar con ajo unos buenos trozos de hígado del cordero hasta hacer un majado espeso junto a un pimiento morrón y algo de pimentón. Este majado añadido a la hora de cocer la carne es el que le entrega el sabor potente. 

Extremadura 11 - verdes extremeños de mil tonos

Quien dijo que Extremadura es seca? Pues no, es verde, de muchos verdes distintos y además ostenta el privilegio de ser la comunidad autónoma con más árboles en su territorio. Castaños, eucaliptos, jaras, alcornoques, encinas, enebros u olivos. Se calcula que tiene en su extenso territorio unos 60 millones de árboles que empezamos a ver en la zona de Los Ibores, comarca por la que se entra si se quiere llegar a Guadalupe. Todo rodeando al embalse de Valdecañas que se conoce también como el Mar de Extremadura y que se recoge las aguas del Tajo antes de entregarse hacia las tierras portuguesas, todavía lleno de agua, más en primavera. Miel y quesos de cabra son sus excelentes pasaportes para comprar por estas tierras.

Extremadura 10 - Navalmoral de la Mata y sus dehesas

Al entrar en Extremadura desde Madrid las dehesas y las praderas de hierba, los toros y el ganado vacuno negro te reciben tras las vallas, salpicados también de muchas ovejas a la sombra de abril. ¿Cómo será agosto? Es la continuación de las tierras parecidas a Salamanca, de las grandes extensiones de campos de unos pocos que reflejan una España muy diferente al territorio del este. Tierra plana, meseta de muchos verdes y algunos pocos marrones que ahora se juntan con flores amarillas y cobrizas para dar pinceladas de pintores naturales. Entramos hacia Navalmoral de la Mata, tierra de centrales nucleares y de buenas carnes lanares asadas a las brasas de leña vieja. Tierra donde las cigüeñas se alojan para descansar sobre viejas parideras abandonadas. 

Extremadura 09 - el caso de los tres cochinillos esperando

Hay cadáveres que se comen, pero siempre con ajos y perejil. En Cabañas de la Sagra en Toledo nos hemos encontrado estos tres ejemplares de cochinillos listos para entrar en el horno de leña. No son para el menú y cada uno de ellos ya asado lo sirven por 90 euros que según se mire no es mucho si el gozo es notable. Entre 4 y 6 comen de sobra, más con una simple ensalada con espárragos y unos vinos de Toledo elegidos para no desentonar. Nos hemos tenido que conformar con un pincho de tortilla de patata que estaba jugosa y bien hecha. El cochinillo para otra hora. 

Extremadura 08 - la M-30 y las empanadillas

En Madrid tuvieron como novedad hace muchos años la M-30 que luego ha servido como ejemplo para las circunvalaciones de las grandes ciudades; primer proyecto de circunvalación de Madrid que se inicia como idea necesaria antes de la Guerra Civil aunque tardara décadas en ser finalizada. Un tipo como yo que adora el urbanismo como ejercicio de transformación de sociedades siempre pensó que la M-30 era considerado así por ser el tercer Cinturón de Circunvalación, como la M-40 sería el cuarto y la M-50 el quinto. La verdad es que hoy me he enterado que posiblemente no, que el origen fue mucho más absurdo e ilógico aunque según se mire. La M-30 nació con el nombre de Carretera de Circunvalación de Madrid de 30 kilómetros. Tiene 32,5 en la actualidad. Como el nombre era muy largo se simplificó por la M de Madrid y se mantuvo el 30 lo que ha dado origen a que ahora todas las circunvalaciones de ciudades lleven el apellido de un número terminado en cero y sean llamadas así según sean el primero, segundo o tercer anillo de circunvalación. De cualquier modo sin estas circunvalaciones las grandes ciudades serían mucho más inhabitables, pues son auténticas venas que impiden en el caso de la M-30 que unos 350.000 vehículos diarios entre por las calles de Madrid.
A la salida de Madrid hacia Extremadura es curioso ver el edifico del Hospital Universitario Rey Juan Carlos I, centro público pionera en diversas especialidades, ya en la ciudad de Móstoles, el de las empanadillas. 

Extremadura 07 - Alcalá de Henares y Cervantes

Entre Guadalajara y Madrid nos contemplan a la derecha en lo que conocemos como el corredor del río Henares unos 60 kilómetros de empresas y fábricas por lo que es el pasillo natural más largo de España empleado como zona industrial y servicios subsidiarios. Junto a todas ellas, pueblos que han ido creciendo como dormitorios aunque algunos de ellas son muy interesantes de visitar. 
Alcalá de Henares es Patrimonio de la Humanidad pero curiosamente es la localidad menos visitada por los españoles de entre todas las que tienen este honor en España, algo que no sucede con los visitantes extranjeros que sí la visitan. Ciudad histórica donde nació Catalina de Aragón como pequeño ejemplo de su importancia histórica. Pero sobre todo Miguel de Cervantes del que se conservan muy interesantes edificios de su época. Como muchas veces sucede entre nosotros, nos somos de aplaudir lo nuestro, aunque la Unesco nos lo haya premiado varias veces. Somos muy nuestros, claro que si. Tengamos en cuenta que esta ciudad tiene hoy 210.000 habitantes. ¿Les parecen suficientes como para pensar que es una gran ciudad?

Extremadura 06 - Viaje a la Alcarria

En el pueblo de Torija en la provincia de Guadalajara y dentro de la comarca de La Alcarria se encuentra dentro de la Torre del Homenaje de su famoso castillo el primer museo del mundo dedicado a un solo libro. Camilo José Cela escribió uno de los libros que en castellano han sido modelo para los libros de viajes, titulado Viaje a la Alcarria y en este pueblo le han dedicado un museo al libro donde se pueden ver objetos personales de Cela y los mapas que empleó para ese viaje que dio origen al libro. Curioso lugar en el camino hacia Extremadura,mya en Castilla La Mancha.

Extremadura 05 - el río Jalón nace en Soria

Todos los recién nacidos son pequeños y frágiles. El río Jalón nace en Esteras de Medinaceli en Soria a unos 1.100 metros de altura para tras 224 km bajando irse a engordar el Ebro en Torres de Berrellén. Es uno de los ríos importantes de la cuenca media del Ebro y sobre sus orillas se fueron asentando históricamente pueblos que formaron Aragón desde las guerras o los acuerdos. Pero hoy tras muchos años lo he visto nacer. Los ríos nacen constantemente, fríos y sin dolor, con aguas muy trasparentes y sabrosas. El agua natural sabe a vida. No nace de una sola boca sino que desde la sierra Ministra bajan al menos tres brazos diminutos y sencillos que manando del suelo demuestran que la vida o la muerte depende de la tierra.

Extremadura 04 - Soria verde y Don Quijote

Por Medinaceli tenemos siete grados que son el detalle de las alturas, ahora pintadas de verde por los cereales que empiezan a cubrir los campos. El pan nace de verde esperanza, curioso. Es la España alta, la Soria antigua y hermosa, la recia que no abandona sus historias. Ahora eso si, salpicada por molinos blancos de aire que de haberlos conocidos Don Quijote les hubiera dedicado más capítulos. Nunca me ha quedado claro si Don Quijote escribió a Cervantes o fue al revés. Muchas veces los hijos se comen a sus padres.

Extremadura 03 - Medinaceli nos espera con café caliente

Amanece que no es poco tras las cabezadas por el madrugón. Hasta el Monasterio de Guadalupe tenemos nos dicen 570 kilómetros que dichos así, con el sueño, nos parecen excesivos. Cada dos horas hay que parar que nos lo manda Europa, así que Medinaceli parece el destino perfecto para el café de ahora. Medinaceli son dos pueblos, el de abajo y el de arriba. Como suele suceder, cuanto más cerca se está del cielo, más bonito se es. Debe ser que las nubes tersan las pieles incluso de las casas de los pueblos. Si entornas los ojos y sueñas un poco en el Medinaceli de arriba te crees en la Edad Media pero con las comodidades de hoy. No cuela.

Extremadura 02 - la madrugada

A las seis de la mañana de un domingo el silencio es atronador. De una docena de bares solo uno está abierto dando carajillos y revueltos. Los cuatro clientes obedientes están en la calle pues necesitan fumar. A estas horas debería estar prohibido no fumar. Desde Zaragoza a Extremadura hay tantos kilómetros que no sé contarlos. Pero los 55 del autobús ya hemos madrugado para no perdernos la excursión. Os iré contando

11/4/15

Extremadura 01 - a dormir rápido

Dentro de seis horas me voy a Extremadura. No sé bien porqué. Tal vez por vicio. He visto esta noche la película "Hijos de los hombres" que es una mala manera de empezar un viaje, pero debo dormirme rápido pues no me queda tiempo para descansar. Si en el 2027 el mundo es como en la película lo mejor es empezar por viajar rápido y no ver más las noticias. Estuve en Extremadura hace 20 años. No puedo esperar tanto para la próxima visita, lo sé al sumar. Debo ponerme rápido a contar corderos. Es más importante la esperanza del futuro que mil presentes. Más respetable una sola vida nueva que mil muertes escondidas. Más lógico pensar en el mañana que añorar mil días pasados. Mañana toca Extremadura.

10/4/15

Y al tercer día, al resucitar, se encontró con sus amigos

Y al tercer día, al resucitar, se encontró con sus amigos, sorprendidos y atentos, dispuestos a guardar ese momento para la posteridad. Algo habitual, como hoy mismo, como ahora.

9/4/15

Quince años enfriando las cervezas eran muchos

Hoy he tenido que marchar rápido a comprar un nuevo frigorífico. Quieranlo, de verdad, si te falla se va un amigo y a veces tardas cinco días en recuperar a otro parecido. 

Lo de menos es no tener la cerveza fresca de las ocho de la tarde o sospechar que la leche abierta se podría haber jorobado. Lo malo es que las gotas de los ojos deben estar al frío y que la salsa japonesa que te costó un riñón también. 

Así que hoy nos toca cenar muchos huevos con salsa japonesa y ponerme muchas gotas en los ojos al irme a dormir, para gastarlas antes de que se calienten. Nos tienen pillados por las máquinas, ya no somos libres ni para permitir que algo se estropee.

8/4/15

Yo nací dos veces. Y las dos muerto

Yo nací muerto hace hoy muchos años. Tras darme una somanta palos de aupa me tiraron a un rincón del dormitorio par atender a mi madre que se desangraba. En ese momento me di cuenta que o ponía de mi parte —y aquello estaba jodido de verdad, gris oscuro, abandonado en el suelo y sin aire— o no podría disfrutar de la calle. Así que me puse a respirar sin motivo aparente.

Hace cinco años volvía a nacer muerto, también boca abajo y con la cabeza llena de sangre, pero esta vez en lugar de tener a mi madre al lado tenía a mi santa esposa. Cambié el Boterón por Cintruénigo, el suelo frío del dormitorio por el de la autopista, pero también tuvo que optar desde el interior que merecería la pena seguir.

Esto de nacer o morir, de vivir o dormirnos, depende de suerte. A veces también del cinturón de seguridad. Pero mientras no inventen otra forma de “estar” yo personalmente no he encontrado otra mejor que seguir vivo y cumplir años. Es lo que nos toca.

7/4/15

El natural caso de la señora escaqueadora y morrazos

Hoy he sido atendido en el banco más rojo de España por una auténtica incapaz para atender al personal, una señora casi de mi edad y con mínimas ganas de trabajar, posiblemente porque lo que yo planteaba era mínimamente más complicado que acudir al water a limpiarse. Me ha quitado de en medio casi sin levantar la mirada y me ha lanzado a la mesa de un compañero que me ha atendido con suma cordialidad. Al terminar de resolver el problema me he preguntado si la distancia entre mesas era tan tremenda como la mental, y efectivamente lo era. La de la señora cejuda estaba a dos metros pero parecía el siglo XIX. Tenía al menos una docena de formas y maderas de quitarse el muerto de encima y ha practicado la más absurda de todos. Mi mesa está más cerca de la directora, luego mando más. Jope. Y eso que no acudí a mi albedrío sino mandado por quien aparenta gobernar el asunto entre aquellas paredes.

6/4/15

Hay que inventar el blog al revés

De vez en cuando me pregunto por qué no han inventado el blog al revés, ese en el que lo que acabas de escribir se ponga al final de todo, como en los libros básicos. En cambio en los blog lo último se pone lo primero. O escribo todo a la vez o no hay manera de llevar al lector a donde quiero, pues me lee antes el final que el principio. Eso o hacer una entrada larga que nadie lee.

3/4/15

La relación entre la política, los cementerios y las flores

Cuando entras en política nadie te avisa de que los cementerios forman parte de tu actividad. Ni te lo imaginas. Pero a las pocas semanas ya te toca la primera vez. Como has ampliado tus círculos de relaciones y amistades, el número de fallecidos crece exponencialmente mucho. A poco que te menees sales por funeral al mes, que es bastante. Y si vas a uno tienes que ir a todos. Al final te acostumbras a que te presenten a la familia, al cuñado y a la prima, aunque la relación con el fallecido sea tan efímera como que te conoces de discutir de política en el estrado con un hijo del muerto. Comprendes además que debes llevar preparado un buen catálogo de conversaciones sobre lo doloroso de la muerte, lo injusto, lo gratificante a veces si es el final de una larga enfermedad, lo inevitable pues todos estamos llamados a esto. Jodo. Lo malo es cuando los de tu grupo de acción política, sean afines o contrarios te dicen que van a regalar una corona y hay que ponerlas. Joder, me digo, ¿pero no hay algunos que se las llevan crudas y a mi siempre me toca ponerlas? No es posible pedir a tu grupo política la pasta de las flores, no queda bien, así que entre nacimientos, bodas y defunciones a uno le sale por un pico ser político de nada. Creo que esto no les sucede más que a los político pringaos, pero bueno, es lo que hay, lo peor es que te las regalen.

2/4/15

Un escritor no escoge sus temas, son sus temas quienes le escogen

“Un escritor no escoge sus temas, son sus temas quienes le escogen”

Así que si no encuentras de qué escribir, tranquilo, espera, simplemente es que no estás preparado para transmitir sobre el tema que todavía te está esperando a que ya te encuentres en condiciones para hablar de él.

1/4/15

El balcón no está, pero yo lo veo siempre

Las personas se han ido, solo quedan las calles, las sombras de los árboles que van sacando hojas deprisa no les vayan a venir los calores de golpe, como siempre. Somos un país transeúnte, nómada, de ir y venir, de no estar nunca con seguridad. Con seguridad de estar.

Los pueblos han vuelto a recobrar la alegría, los niños, las tiendas de pan abiertas, los bares llenos, la gente paseando entre los senderos de cereal que empieza a ser verde. Ahora los campos de trigo están en su punto para no parecerlo. Son como campos ingleses pero de jóvenes. Luego se secarán para alimentarnos. Tras estar dos días en el campo debo reconocer que no he logrado escribir más de un par de artículos, lo cual es poco. Creo que el sol y el viento me han tocado las narices y me han dejado seco.

Esta Semana Santa es rara pero espero ser capaz de emplear el Jueves Santo en lo básico, recordar mi niñez y volver un rato por San Nicolás. En estas fechas cuando me acerco a la plaza de la iglesia miro hacia el muro donde estaba el balcón de mi niñez. No está mi madre, claro, pero tampoco está el balcón. Yo lo veo pero solo yo.