17/7/16

Son tiempos de violencia, de odio generando odio

Son tiempos de violencia, noches inciertas donde parecemos apuntarnos a la muerte y al odio, a la violencia obligada y a la defensa de los principios. Son tiempos de dolor pero también de firmeza. De muerte, de repensar, de ataque y defensa, de injusticias, de idioteces sociales. No somos capaces de aprender nunca, es el devenir del animal humano ante la historia. Aceptemos la violencia, aunque nos parezca imposible hacerlo. Somos animales violentos e incapaces de mejorar. Somos tristes y no practicamos el amor, si acaso algo de sexo. Somos tan irracionales como nacimos, pero sabemos escribir y leer, jugar a las máquinas y llorar.

Os dejo, para acabar, una reflexión de la autora de la imagen, del arte corporal que ejemplariza el odio negro de la muerte negra y vacía, de la violencia sin sentido.


La espiral de la guerra donde nunca hay fin, donde el odio genera odio. Ojo por ojo, y el mundo se queda ciego. Venganzas inútiles que tan sólo generan infancias rotas, familias separadas, hogares destruidos, sueños difuminados ¿y todo por qué? por intereses económicos, por mantener "nuestros territorios", por vencer a "nuestros enemigos" a los que generaremos todavía más odio y la espiral seguirá…” Laurita Mazapán

No hay comentarios:

Publicar un comentario