30/9/16

Ni ser, ni estar. Simplemente observar

No es lo mismo ser que estar. Intento ser feliz siempre, aunque es verdad que va por años o por décadas. En cambio no siempre puedo estar feliz, depende de muchos factores, aunque algunos los minimice. Le leía el otro día en un libro de Pániker y es verdad. Por mucho que seamos de una forma, a veces no podemos mantenernos. Pero si somos, es muy sencillo volver a ser.

Claro, que al contrario también sucede. Si eres un pesimista, aunque las cosas te vayan bien, enseguida vuelves a la melancolía, a la tristeza, a la mala suerte. Así que debemos cuidarnos qué ser, pues eso deja huella muchos días al año. Lo de “estar” es más modificable, más cambiante, incluso más capaz de invertárnoslo. 
 
pero a veces, cuando las cosas no van bien, o cuando son complejas de verdad, o cambiantes, o nos superan, estar de observador puede ser una solución temporal. Aunque al final deberemos decidir si estamos o somos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario