2/9/16

Salchichas mortales, pero lentamente

Comer una salchicha acorta la vida 15 minutos. Lo único seguro en esta vida es que en algún momento se acabará y, aunque no podamos impedirlo, sí podemos al menos intentar retrasar ese momento. Según un estudio publicado en el British Medical Journal algunas rutinas cotidianas podrían ayudar a vivir hasta un año más, como tomar dos o tres tazas de café al día. En cambio, cada salchicha que comemos resta, dice la investigación, 15 minutos de vida. Con estas cuentas si me tomo un café al día puedo tomarme en mi vida 35.000 salchichas para quedar a cero. Bien. Otra tontería más de las matemáticas de la estadística.

Hoy también me han dicho que los teléfonos Samsung Note 7 explotan cuando se reinician ellos solos mientras se están cargando. Que van a dejar de venderlos hasta que resuelvan esto de las explosiones incontroladas, mechacis, ahora que me estaba encaprichando. Es una buena noticia, pues como es cara la tontería de poseer lo que no se necesita, igual me la ahorro. No lo necesitaba para nada, pero son esas cosas que molan. Como tomarse un gin tonic con verduras.Nos acostumbran a gastarnos lo que no debemos, excepto si explotan, que entonces nos piden un poco de tiempo, pues si morimos no seguiremos consumiendo.

Estamos en una sociedad de caprichos, de poco esfuerzo, de hacer poco por lo que dura. No salimos aprendidos cuando nacimos, incluso algunos tuvimos que pasarlas canutas en los años de niños, pero nos lo han montado para que no nos quejemos de nada, aunque no tengamos de lo importante. Hoy he visto una promesa interesante que le hacía una chica joven a una madura entrenadora de los sentimientos en la televisión. Durante 21 días no se iba a quejar de nada. No es fácil y ya lo ha advertido la consejera de edad y sapienza. Pero hay que tomar buena nota de esta apuesta por el futuro limpio en la mente de cada uno. Ojo, que no quejarnos no significa admitir, aceptar. Significa todo lo contrario: luchar por mejorar o mejorarlo. Menos hablar y más actuar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario